5 consejos para crear una zona de lavado práctica y funcional

A menudo, cuando se habla de decoración se tiende a pensar en los comedores, las cocinas, los baños, los dormitorios e incluso en las habitaciones destinadas al trabajo o al estudio de los pequeños de la casa. Pero… ¿qué es de los cuartos de lavado? Es evidente que no en todas las casas existe el espacio suficiente para dedicarle una habitación completa, teniendo que compartir así, protagonismo con la cocina, un baño e incluso con algún patio interior. También es cierto que se trata de una zona donde, a priori, la decoración no suele estar demasiado cuidada, pero es una área donde tenemos que prestarle especial atención a la practicidad sin descuidar el encanto. 

A continuación, te damos 5 ideas para conseguir una zona de lavado de lo más cómoda y funcional, ¡apunta!

1. La organización

Los estantes abiertos son una opción cómoda y sencilla que nos permitirá tener todo ordenado y a mano.

Si se dispone de espacio, colocar la secadora y la lavadora una junto a la otra. Una encimera sobre ellas es una oportunidad fantástica, no sólo a nivel estético, sino también a nivel funcional. Te permitirá tener los productos de limpieza a mano o dejar, por ejemplo, una cesta para colocar la ropa ya limpia y seca y luego guardarla.

Colocar cestos integrados en los armarios es una gran opción, ya que permiten clasificar la ropa de la mejor manera posible.

2. La decoración

Tener poco espacio destinado al cuarto de lavado no está reñido con lograr un ambiente de lo más agradable. Recomendamos apostar por tonos neutros y colores claros. Si quieres darle un toque de color, la gama de azules y verdes en sus tonalidades más claras pueden convertirse en buenos aliados ya que transmiten sensación de frescura y limpieza.

Accesorios como bandejas de fibras naturales, cestas de mimbre, tarros de cristal… decorarán y darán al espacio un toque “eco”.

3. El escondite

Cuando no hay más remedio que integrar el espacio de lavado en otras dependencias, podemos usar armarios para tenerlo todo camuflado. En el caso de que no dispongas de un armario, otra opción que nos encanta es utilizar cortinas para tapar el espacio, ¡mucho más económico y acogedor!

4. El almacenamiento

Si tenemos la suerte de contar con armarios en la zona de lavado, nos permitirán aprovechar al máximo el espacio disponible y liberar espacio en los armarios del dormitorio u otras estancias. Además, la ropa queda recogida, organizada y oculta hasta que esté planchada y lista para ser guardada en su lugar correspondiente.

5. La iluminación

La toma de corriente es importante, así que cuando pienses en crear tu zona de lavado no te olvides de todos los enchufes que vas a necesitar: lavadora, secadora, plancha… Y, sobre todo, un lavadero debe tener una buena iluminación. Para que sea homogénea y evitar al máximo posible las sombras, las luces led se convierten en una opción más que recomendable.

Sea cual sea el espacio del que dispongas para tu “laundry station”, el objetivo es conseguir una zona cómoda y funcional. A partir de ahí crea el ambiente que más te guste y que vaya más acorde con tu hogar. ¡Imaginación al poder!

¡Solo te falta 1 producto para llevarte gratis tu Bullet journal!