Ideas de decoración con plantas de interior

Las plantas son un elemento clave en la decoración del hogar. Decorar con plantas da vida a cualquier espacio del hogar y es una de las mejores opciones a la hora de conseguir un ambiente agradable en cualquier estancia. Sin duda, sea cual sea la época del año, se convertirán en el complemento perfecto de decoración.

No importa qué estilo decorativo sea tu favorito, ya que combinan perfectamente con cualquiera: desde el estilo nórdico hasta el vintage e incluso con el industrial. ¡El toque verde siempre es un acierto!

Además, el uso de plantas de interior también tiene efectos positivos sobre nuestra salud. Crean ambientes relajantes, por lo que ayudan a reducir los niveles de estrés, y reducen el polvo, al rebajar la sequedad del ambiente.

¡Consejo! Ten en cuenta cuáles son las necesidades de luz y humedad óptimas y no cambies la planta muchas veces de lugar, la mayoría de ellas no llevan bien el cambio continuo de un lugar a otro.

Si has decidido decorar tu hogar con plantas de interior, ¡sigue leyendo!

1. Plantas colgantes

Las plantas colgantes son la opción perfecta si no dispones de demasiado espacio. Al estar colgadas de algún sitio permite tener ese toque natural en cualquier lugar sin ocupar demasiado. Las puedes colocar en baldas o superficies de una librería del salón. También puedes encontrar su sitio en la repisa de la ventana siempre y cuando tengas en cuenta las necesidades de luz y resistencia al sol directo de la planta que elijas.

2.   Plantas sin mantenimiento

Si te encantan las plantas pero no tienes tiempo para cuidarlas, no renuncies al verde. Existen tipos de plantas y flores como el potus, la lengua de suegra, las cintas o el árbol de jade, entre muchísimas otras opciones, que no necesitan excesivo mantenimiento, simplemente un poco de luz y agua cada cierto tiempo.

Si optas por una planta grande o mediana, puedes colocarla en un macetero bonito y vistoso en el suelo, aprovecha una esquina o algún rinconcito vacío.

Si, por el contrario, te decantas por una planta de tamaño más pequeño, puedes combinar maceteros de varios materiales (metal, cerámica, fibras naturales…) en un mismo rincón para organizarlas y lograr así un máximo efecto natural.

3. Plantas suculentas: cactus y crasas

Las plantas suculentas son, sin duda, las plantas para hogar más populares. Eso es debido porque, además de su versatilidad, son plantas poco exigentes ya que no necesitan muchos cuidados ni un mantenimiento estricto. Además, puedes encontrar estas plantas de todo tipo de tamaños y precios, por lo que el abanico de opciones es muy amplio.

4. Plantas artificiales

Si crees que las plantas no son lo tuyo y sea cual sea no consigue sobrevivir más de una semana, ¡no te preocupes! las plantas artificiales pueden ser una gran solución. Aunque optes por plantas artificiales no significa que renuncies a la belleza y naturalidad que pueden aportar a tu hogar. Además, con ellas se acabaron los problemas de alergias o las plagas de insectos.

5. Centro de flores

En maceteros o en recipientes de cristal, van a ser los protagonistas del espacio donde estén colocados llenándolo de vida y color. Tanto en la entrada de casa  como en un centro de mesa o en un mueble comedor, un centro con flores aportará frescura y alegría a cualquier espacio.

¡Elige la planta de interior que mejor se adapta a tu hogar y conviértelo en un oasis fresco y acogedor!

¡Solo te falta 1 producto para llevarte gratis tu Bullet journal!